08 | jul | 2013
Nota por: Vive Inteligente
| Fotografía por: Oliver Dewey Charles
ETIQUETAS
"La Bananera"

Un negocio como estilo de vida, un estilo de vida como negocio. Éste es el significado del término inglés “Lifestyle Business”. Un negocio que aunque no genere altos ingresos, le permite a su dueño gozar las bondades de cierto estilo de vida.




Dentro de nuestra serie de verano retratamos a mujeres emprendedoras que empezaron sus negocios en sus casas y que hoy en día operan desde San Pedro Garza García. Una de ellas, Anastasia Fernández, es creadora de la repostería cruda “La Bananera”.


VI: ¿Cómo empezaste con La Bananera?



La Bananera empezó porque mi novio y yo nos compramos una Blendtech, una licuadora con mucha potencia. Gracias a esta máquina descubrí que la repostería ya no estaba tan lejos de mí. De un día para el otro, en mi cocina todo iba más rápido. Empecé haciendo un sencillo pay y seguí experimentando.


Así nació La Bananera, un proyecto de repostería cruda basado en el uso de ingredientes crudos, preparados con conciencia, libres de lácteos, azúcar, harinas refinadas y conservadores.


VI: ¿Nos puedes explicar más acerca del concepto de “comida cruda”?


La comida cruda (o raw food) es una manera de alimentarse manteniendo la naturaleza de los alimentos, sin pasarlos por procesos de cocción. Por la ausencia de la intervención del calor, se conoce también como “cocina sin cocinar”.


Nunca me hubiera imaginado que con la ayuda de los ingredientes puros (nueces, frutas, miel de abeja/azúcar morena como endulzante, cacao, coco y sus derivados) podría llegar a elaborar postres tan deliciosos. Descubrí también el encanto de las especies. En mis postres uso la pimienta cayenne, la cúrcuma, la nuez moscada, la vainilla.


VI: En cuanto a la consistencia y al sabor, ¿qué tan diferente son los postres crudos?


A mí me encanta la consistencia de los lácteos, pero desafortunadamente soy alérgica a estos productos. Sin embargo, la misma cremosidad la obtengo usando la leche de coco o las nueces molidas. También la fruta, como el plátano o el aguacate, contribuye a la cremosidad.


La dulzura de mis postres viene principalmente de la miel de abeja y del dátil. En cuanto a la masa o la galleta uso nueces (nuez de la India, pecana, almendras, nueces de Macadamia) combinadas con dátiles y coco.


VI: ¿Cuáles son los postres más famosos de La Bananera?


Son los pays de coco, limón y chocolate. Mis clientes aman también los pays frutales de mango, mora azul, zarzamora, fresa, cereza o higo. Una especialidad muy querida son los choco-coco bolitas, que contienen goji berries.


Blueberry/Mora Azul - pay crudo, nutrición deliciosa.

Blueberry/Mora Azul – pay crudo, nutrición deliciosa.




VI: ¿En dónde encuentras tu inspiración?


Encuentro mil recetas en Internet y uso mi creatividad para modificarlas. Mis páginas preferidas, que recomiendo mucho son Green Kitchen Stories, Kris Carr Recipes y la página de Veganism.


Recomiendo mucho estos recursos a los que buscan una manera saludable de disfrutar los postres, los que traen intolerancia a la leche o a las harinas o los que optan por una dieta vegana.


VI: ¿Qué tan difícil es conseguir los ingredientes que necesitas?


Normalmente encuentro todo lo que necesito en mi tienda favorita, Amayal. Cuando en Amayal no consigo los dátiles, los busco en la famosa tiendita de Don Enrique, a la que iba también mi bisabuela. La tiendita de Don Enrique está en Genaro Garza García con Lázaro Garza Ayala. La fruta que tienen es buenísima. Aparte, casi todo de lo que reciben allí intentan que sea local. Otra tienda que me encanta y que recomiendo mucho es “Dátil y Miel” sobre Degollado, esquina con Lázaro Garza Ayala.


VI: ¿A dónde imaginas llegar con La Bananera en el futuro?



Lo que deseo es ampliar el área de talleres La Bananera. Me gustaría que cada vez más personas empezaran a hacer este tipo de postres en sus casas.


VI: ¿Por último, nos recomiendas algunos lugares de comida rica y saludable en la ciudad?


Me encanta el concepto Baci della Nonna de comida casera italiana. Amo también La Bottega del centro de San Pedro. Sus pizzas y paninis son deliciosos y la energía que transmiten es única.


En el Barrio Antiguo hay también lugares encantadores como Govinda, Tierra Libre o el Café du Calcetín. Todavía hacen falta lugares así en nuestra ciudad: lugares que te permitan comer sano y convivir.



—
Más información sobre la repostería La Bananera:
Facebook: Repostería “La Bananera”
Pedidos: anastasia.fdz@gmail.com


Share

MaloRegularBuenoMuy buenoExcelente (Sé el primero en votar)
ARTÍCULOS RELACIONADOS
KEEP IN TOUCH
SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER