01 | oct | 2012
ETIQUETAS
Las ciudades limpias

La limpieza, al igual que la suciedad, es costumbre que se nota desde que una ciudad te recibe. Las calles sin basura, pocos o ningún anuncio publicitario, botes de basura continuos, son algunas de las señales que nos dicen que “algo limpio está pasando”. Pero, ¿de quién depende que se conserve así diariamente la ciudad?


En todas las ciudades del mundo, los gobiernos locales tienen el compromiso de brindar recolección a los residuos y proporcionar la infraestructura urbana necesaria para que la basura que todos generamos sea recogida y trasladada a sitios especiales para su depósito.


En Monterrey contamos con la Secretaría de Servicios Públicos, que según el Artículo 22, es la dependencia encargada de prestar a la comunidad los servicios básicos.


Aun así, sin restarle importancia, la limpieza de una ciudad está directamente relacionada con la educación de sus habitantes. Los ciudadanos que estén conscientes que son parte fundamental para mantener la ciudad limpia son quienes complementarán con estas costumbres las obligaciones del gobierno.


Por otro lado, se han generado movimientos sociales para disminuir la cantidad de basura que se genera por cada cosa que consumimos. Esta cultura de consumismo, bien marcada en nuestras costumbres regias es algo que nos hace apartarnos cada día más del cuidado del ambiente. Para explicar un poco mejor esto, Annie Leonard con el proyecto “The Story of Stuff” muestra con gran amplitud cómo afectan en lo colectivo las decisiones individuales que tomamos.


A mi parecer podemos empezar con una costumbre sencilla que es la de separar la basura orgánica de la inorgánica, fomentada como una obligación desde la Secretaría de Servicios Públicos, así se podrá hacer más eficiente la recolección y en consecuencia el reciclaje y la reutilización de la basura de toda la ciudad. De lo contrario, seguirá siendo un reglamento de limpia caduco a toda la innovación mundial que se presenta en la separación de residuos para no contaminar el planeta.


Todo este esfuerzo, no es sólo para cambiar nuestros hábitos o hacernos un poco más complicada la vida, es porque si lo hacemos como ciudadanos estaremos contemplando no sólo la limpieza de nuestra ciudad sino también el cambio en nuestra calidad de vida dentro de la misma.


Por aquí les dejo un artículo relacionado con las ciudades con mejor calidad de vida según un “Estudio Mundial sobre Calidad de Vida” que realiza Mercer Human Resource Consulting, para que me cuenten si les gustaría llegar a estos niveles en nuestra ciudad.

Share

MaloRegularBuenoMuy buenoExcelente (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
ARTÍCULOS RELACIONADOS
KEEP IN TOUCH
SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER