19 | jul | 2012
| Fotografía por: Mateo de la Vega
ETIQUETAS
La fiesta del barrio

Entrevista a Indira Kempis por Yazmin Viramontes


Indira Kempis en esta plática nos cuenta sobre la iniciativa de revivir el Barrio Antiguo de Monterrey, su corazón histórico.


¿Qué nos trae a pensar en el Barrio Antiguo como un lugar de encuentro? ¿Qué se pretende al organizar estos encuentros en el Barrio Antiguo?. Considero importantísimo que los regios recordemos estos lugares antes del miedo que se vive ahora.


Yazmin. ¿Qué es La fiesta del barrio?
Indira. Es un trabajo comunitario, entre vecinos, microempresarios y algunos activistas sociales, que nos involucramos en crear un proyecto que nos permitiera intervenir las calles, porque la situación que ahorita vive Monterrey es muy difícil en cuestión de seguridad y ese espacio público ha sido uno de los más afectados y abandonados, por las autoridades, por los programas y los proyectos que podrían gestarse ahí. Nosotros estamos convencidos que la convivencia, la relación humana y la interacción van a permitir que creemos entornos seguros. Entre más nos miremos a los ojos, entre más nos reconozcamos, entre más dialoguemos hacemos que los espacios públicos, obviamente, sean entornos para el arte, la cultura, la creatividad ciudadana o la iniciativa.


Y. ¿Qué tuvieron que hacer para que se hiciera tangible esta idea?
I. Lo que hicimos fue hacer una convocatoria voluntaria, porque toda la gente que participó fue de manera voluntaria, donó su talento y tiempo; y nos sorprendió mucho que en pocas semanas, prácticamente en dos, hubo una gran cantidad de jóvenes, sobretodo, interesados en participar en la tocada, y también una cantidad importante de ciudadanos interesados en asistir y es muy lindo ahora ver cómo se siguen involucrando.


Y. ¿Se pretende hacer algún proyecto específico aparte de esa intervención?
I. Si, de hecho ya llevamos más de un año trabajando en el proyecto, un grupo de jóvenes interesados también en rescatar ese lugar precisamente por tanta inseguridad que hay, pero además es el lugar natural histórico, el punto de referencia del centro de la ciudad, entonces tampoco puedes dejarlo en el abandono, ni puedes intentar cambiarle su vocación natural al espacio. Si se dijera, bueno, vamos a combatir la seguridad y la manera de combatirlo es construyendo edificios y canchas deportivas, pues no estás siendo coherente con la vocación natural histórica, que es el origen de la ciudad, el punto donde han convivido generaciones ahí. Tiene características muy particulares que te permiten generar proyectos, sobretodo, artísticos que obviamente hagan que la gente vuelva al lugar, que vuelva a la calle.


Parte de La fiesta del barrio sale como una de las ideas para fortalecer el proyecto, porque ya nos habían negado muchas veces el apoyo y la colaboración para poder hacerlo con las autoridades; finalmente es un tema que creemos ellos pueden aportar mucho y pueden involucrarse.


Y. ¿Qué problemas se toparon con esa decisión de hacer una intervención de cerrar una calle que no es peatonal completamente, qué tuvieron que hacer? Desde tiempo, desde gestiones, acuerdos entre colectivos, etc.
I. Mira, nosotros llegamos a los colectivos porque ya nos habían dado respuestas negativas en diferentes oficinas, tanto en Gobierno estatal como en el municipal. Llegamos a los colectivos con esa idea de decir “nadie más nos va a apoyar sólo nosotros mismos y lo tenemos que hacer”, obviamente, ¿eso qué implicaba? Que los recursos materiales, humanos y el tiempo tenía que salir de nosotros. Todo totalmente voluntario. Obviamente eso te pone en tensión porque para empezar no pedimos permiso, nosotros avisamos que se iba a hacer. Y para terminar lo que implica el llevar un equipo de sonido o una mesa, todos estos tipos de gastos. Aunque en realidad también es una inversión social, porque de cierta manera ahora que ya vieron que sí se pudo llevar gente talentosa. Además, abres un espacio musical que se ha perdido en Monterrey, los chavos que tocan instrumentos y cantan no tienen lugares donde presentar su música, su talento; entonces, ésta es muy buena oportunidad para que eso se genere. Entonces ahora que los vecinos, los microempresarios y las mismas autoridades vieron que sí funciona ahora ya están interesados en hacerlo más grande.


Y. ¿Por qué consideran importante que se rescate Monterrey mediante estos encuentros?
I. Digamos que Monterrey se está rehaciendo a sí mismo a fuerza de que haya una falta total de involucramiento de la gente en la vida pública en su ciudad, y nosotros tenemos que fomentar las condiciones para que no sea así, entre más haya gente participando en esto, más va a haber ciudades seguras, entornos para la convivencia, más se fortalecen las relaciones sociales y por lo tanto el tejido social, y eso te permite identificar áreas específicas a intervenir. No es lo mismo trabajar un área como San Pedro o San Nicolás (que son dos de los municipios que tienen los mejores indicadores de seguridad), a trabajar un área como el Barrio Antiguo que irónicamente a unas cuadras está el Palacio Municipal, a otras cuadras está el Palacio de Gobierno estatal y sin embargo es una de las zonas más inseguras de la ciudad, es casi irónico.


Pero precisamente por eso lo que se tiene que hacer es fortalecer ese espacio, que se acerque la gente, que lo ocupe, que lo use, que lo sienta como propio, que se re-enamore de la historia, porque finalmente si el barrio se pierde, y es lo que nosotros decimos, entonces Monterrey tiene muy pocas posibilidades de ocupar otros espacios más. Obviamente nos estamos metiendo en un lugar difícil por el entorno que se vive pero importantísimo como uno de los nodos del desarrollo de la ciudad.


Tú ve a cualquier ciudad del mundo y los turistas normalmente quieren ir a ver el centro de la ciudad, es curioso que en Monterrey no exista un área así, existe la Macroplaza, que para empezar ni árboles tiene, en verano apenas puedes caminar por esa plancha de concreto; es muy triste que Monterrey no tenga un área de diversión, de esparcimiento, de cultura en el centro.


Por eso los centros son importantísimos, ve a las ciudades más grandes del mundo o incluso las que tienen el mejor índice de desarrollo humano, te vas a dar cuenta que sus centros son nodos importantes, nodos de arte, de convivencia, donde hay programas culturales todo el tiempo o proyectos específicos que tienen que ver con todo esto, para que la gente conviva, salga, entretenga y divierta, esto fortalece bastante a la ciudad.
Entonces ahorita nosotros pretendemos hacer La fiesta del barrio más grande todavía, convencer a más vecinos, obviamente la inseguridad ha causado que mucha gente incluso ya haya abandonado El Barrio.


Muchos vecinos nos dicen “bueno si quieren rescatarlo para que sigan siendo antros y ríos de gente, va a seguir pasando lo mismo”. Por esto, nuestra visión es que el arte y la cultura sean dos herramientas que, lamentablemente, en Monterrey no han sido exploradas, no en su totalidad. Pareciera como si el arte y la cultura fueran única y exclusivamente para ciertos sectores privilegiados. El arte y la cultura las vivimos todo el día, todo el tiempo, sólo que no nos damos cuenta, entonces necesitamos explorarla.


Estamos impulsando espacios donde la convivencia sea posible de manera que la gente también crezca y aprenda de manera intelectual, sin importar su condición económica. Los centros de las ciudades, también son eso, son los espacios más democráticos de las ciudades. Monterrey sí tiene un déficit de espacios públicos, también tiene un déficit enorme en cuanto a espacios públicos que sean democráticos, donde la gente diferente convive e interactúa.


Y. En base a esto ¿están de la mano con algún proyecto de Gobierno que ya esté planeado?
I. Hemos estado en contacto con la dirección de Turismo de Gobierno del Estado, que yo creo que el chico que está al frente de la dirección es muy proactivo, pero lamentablemente aquí lo que pasa con el Gobierno es que la burocracia es muy lenta, necesitas permiso de medio mundo.


Y. ¿Tienen pensado hacer periódicas estas intervenciones en el Barrio Antiguo?
I. Estamos planeando que el próximo sea para finales de julio o principios de agosto de este año y que las autoridades se involucren. Pero fíjate qué bonito, es ya una invitación de la ciudadanía a que su autoridad se involucre, no es pedirle un favor, ni que la autoridad tenga un proyecto y tú cooperes.
Que todas las Secretarías se sumen y estén disponibles a cooperar con nosotros con esa visión de que ese espacio no debe ser tocado, sino reinventado desde lo social, y que en todo caso si es tocado tiene que ser para embellecerlo cada vez más por su vocación natural. Tenemos pensado hacerlo mensualmente. En Colombia hay un evento llamado “revolución sin armas” organizado por un rapero llamado Jeihhco, tenemos pensado traerlo a que nos asesore.


Le estamos apostando a los espacios democráticos. El arte no es el fin, es un medio, igual que la cultura, la educación o la participación ciudadana. Lo que tenemos que ver o imaginar es ese país donde somos diferentes pero en esas diferencias hay algo que nos hace iguales, y va más allá del español, la virgen de Guadalupe, el fútbol y la cerveza. Algo que nos hace iguales puede ser el hecho de tener las mismas oportunidades para educarnos, entretenernos, tener empleo o seguridad. Esto se convierte en herramientas que no son sencillas, porque estamos en un tiempo que es difícil hacer este tipo de intervenciones sociales, pero también creemos que es posible.

Share

MaloRegularBuenoMuy buenoExcelente (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
ARTÍCULOS RELACIONADOS
KEEP IN TOUCH
SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER