22 | jun | 2012
Nota por: Mauricio Mastropiero
| Fotografía por: Keoni Cabral
ETIQUETAS
La motocicleta en la ciudad

Aprecio y admiro los esfuerzos locales que buscan evolucionar nuestra ciudad como lo hacen las metrópolis del mundo. Yo también deseo una urbe con una activa cultura ciclista. Ciudades como Copenhagen, Amsterdam, Bogotá, Curitiva, Montreal y Beijing gozan de calles llenas de bicicletas y la infraestructura necesaria para promover un estilo de vida saludable y sustentable.


Pero, en Monterrey hace un calor endemoniado, las distancias son largas, la topografía es difícil y las calles son para los automóviles. Además, somos pragmáticos, nos gusta la vida dinámica, la puntualidad y la eficiencia. Por ende, los esfuerzos ciudadanos por impulsar la cultura de la bici como medio de transporte se quedan, en su mayoría, como paseos dominicales y excursiones de esparcimiento.


Para impulsar el uso de vehículos “alternativos”, debemos fomentar el uso de motocicleta. Llevo un año y medio moviéndome en moto y estoy convencido que no hay mejor medio de transporte individual en nuestra ciudad.


Beneficios de andar en moto:
Conocer el entorno: en moto se siente la sombra de un árbol. Al pasar cerca de un parque, se percibe un cambio dramático en la temperatura del aire. Si fuéramos más motociclistas tendríamos más árboles.
Meditación: al subirse a una moto uno debe olvidar cualquier problema, pendiente de trabajo o situación personal. Cuando se anda en moto es necesario tener la mente en blanco, en paz, es como meditar.
Estado mental: moverse en moto significa nuevos niveles de adrenalina y también una forma de pensar. Siempre alerta, precavido y sacando ventaja a cualquier espacio en la pista; un motociclista debe prevenir todos los movimientos que sucederán en los siguientes 5 segundos y a la vez estar preparado por si algo no es así. Es un ejercicio mental muy divertido.
Cuerpo-máquina: si bien es fácil generar lazos personales al identificarse con un automóvil, la moto se vuelve parte de uno mismo. Se usan las cuatro extremidades, las vueltas corresponden a un movimiento de la cadera, se comparte el centro de gravedad con una máquina que está diseñada y debe corresponder a cierta complexión física. La moto es uno mismo con su piloto.
Eficiencia: ¿alguna vez has pensado qué es una moto? Son dos llantas, con un motor en medio, con un tanque de combustible y un asiento. Todo funciona, no existe mayor eficiencia.
Costo: tal eficiencia se traduce en ahorros gigantescos. Antes gastaba cerca de $300 pesos a la semana en gasolina (en un coche compacto), ahora gasto alrededor de $30. Sucede algo similar con los servicios de mantenimiento, refacciones, etc.
Tiempo: andar en moto te lleva más rápido a tu destino, por eso las usan los repartidores. Sin comprometer el físico, simplemente una moto casi nunca se detiene por completo, avanza más rápido, es más veloz.


¿Desventajas? Claro que las hay.
● El calor es duro y aunque el mismo aire a veces ayuda, es casi necesario portar manga larga.
● Se cree que “no hay una cultura de motociclistas”, por lo que a veces los automovilistas pueden ser desconsiderados. Sí sucede, pero es parcialmente un mito. Si el motociclista respeta y se da a respetar como un vehículo más, no debe haber problema.
● Es peligroso, parte de la cultura de la moto es saber que en cualquier momento nos podemos morir…algo que también se debe saber en la vida diaria.
● Las motos son eficientes con su combustible, pero no tienen sistemas avanzados para el control de emisiones. Por ende, la moto es menos contaminante al compararla contra un coche de un pasajero. Pero al momento que se comparte el coche, la moto empieza a ser igual o más contaminante.


El resultado es un medio de transporte conveniente para la ciudad y que puede generar una cultura más cercana y tolerante con la bicicleta. Nos permite viajar grandes distancias en menor tiempo, consumiendo menos recursos y de manera eficiente.


Lamentablemente aquí el andar en bici es difícil por estar expuesto por tiempo prolongado a un fuerte calor, pero podemos ir en moto y es divertidísimo. Así que impulsemos también la cultura de la moto, puede ayudar a que más gente se suba a vehículos individuales, es un cambio gradual hacia la ciudad que queremos pues aseguro abrirá puertas para que se acepten medios de transporte “alternativos”.

Share

MaloRegularBuenoMuy buenoExcelente (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
ARTÍCULOS RELACIONADOS
KEEP IN TOUCH
SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER