29 | may | 2012
Nota por: Julio Mejia III
| Fotografía por: Prototipo goes to Beijing
ETIQUETAS
LIBROS INTELIGENTES PARA LOS NIÑOS DE HOY

¿Y si las historias para niños fueran de lectura obligatoria para los adultos?
¿Seríamos realmente capaces de aprender lo que, desde hace tanto tiempo, venimos enseñando?

-José Saramago


Los libros infantiles cumplen la función de estimular la imaginación y enseñarnos cosas de la vida que de otra forma tardaríamos mucho en aprender. Los grandes temas de la vida, tales como el amor, la amistad y las virtudes humanas se asoman en nuestras primeras lecturas. Y en nuestros tiempos, la ecología, la naturaleza y la ciudad se convierten en nuevos temas fundamentales. Es importante que los niños de ahora crezcan con una conciencia de su entorno, de su ciudad y del mundo en que viven. Es natural, entonces, que los libros escritos para niños traten temas que antes no se tocaban.


El año pasado, por ejemplo, se publicó en castellano El reciclaje y la basura, un libro de Alex Frith que se me figura como una especie de obra de consulta para niños. Se trata de un libro ilustrado, con solapas, que nos enseña sobre la basura y los diversos procesos del reciclaje. (Ojalá los libros de las personas grandes fueran tan interactivos).


También el año pasado se publicó un libro de Víctor Solís, titulado Centígrados y paralelos – el recorrido de 48 pingüinos que se han visto desplazados por el calentamiento global. Con imaginación y sentido del humor, el fotógrafo Víctor Solís realiza una mordaz crítica a las consecuencias que han tenido las acciones humanas en el medio ambiente.


Y aunque fue publicado por primera vez en 2001, vale la pena destacar la segunda edición (del 2010) de La flor más grande del mundo, un cuento infantil de José Saramago (a quien generalmente conocemos por sus novelas extensas para personas mayores y serias). Grosso modo, el libro, ilustrado por Joao Caetano, trata sobre la aventura de un niño de la ciudad que rescata a una flor marchita. Y cómo esa labor fue más grande que su tamaño – y que todos los tamaños del mundo.


Sólo he referido algunos títulos. Un recorrido más minucioso que el mío revelará más títulos para niños que nos hablen sobre temas tan vivos e importantes para todos.


Motivo para celebrar: Existen libros infantiles que abordan los temas que hoy nos preocupan, y estamos a tiempo de leerlos todavía. Los libros infantiles, al fin y al cabo, no sólo son cosa de niños.

Share

MaloRegularBuenoMuy buenoExcelente (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
ARTÍCULOS RELACIONADOS
KEEP IN TOUCH
SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER