14 | abr | 2012
| Fotografía por: discopalace
ETIQUETAS
Un documental para la Sultana

Un documental para la Sultana podría tratar de…


Una ciudad de bellísimas montañas que sirven de residencias de acaudalados, paracaidistas proletarios, parques nacionales y de materia prima para cementeras.


Una metrópoli que es atravesada por un río seco, secundado por monumentales esculturas de renombrados autores internacionales y por fantasmas de campos de futbol, juegos recreativos y puentes bendecidos por Juan Pablo II.


Una urbe conservadora y que en ciertos círculos se conoce como Montegay.


Una comunidad donde se inventó el concepto de aportación para entrar a colegios privados.


Una selva de concreto que ha sobrevivido a dos huracanes, la pandemia de influenza, tres crisis internacionales, guerra contra el narco y dos partidos en el poder.


Una capital donde la fanaticada futbolera llena los estadios de ambos equipos, sin importar el lugar en la tabla de clasificación de los mismos.


Una polis en que la carne asada es mucho más que una religión.


Una ciudad donde pavimento, concreto, vidrio, sudor y trabajo fomentan la esperanza de la vida en Árido América.


Una metrópoli con la plaza pública más larga del mundo y la jornada de trabajo más extensa por convicción.


Una urbe con olor a acero, asfalto y sol.


Una comunidad donde los lugares más seguros son los casinos y las penitenciarías.


Una selva de concreto con gente de madera, pétalo y respiro de amanecer.


Una capital que cuando duerme, sueña que Alfonso Reyes pinta las paredes de las montañas de la Huasteca, usando la paleta de color de Federico Cantú.
Una polis que logrará vencer la angustia y el miedo escribiendo su autobiografía exitosa y pasional.


Éstos -y muchos más- pueden ser los documentales que haría de nuestra Sultana, si me equivoco o quedo corto, le pido un favor, estimado lector, indíqueme cuál es su documental de Monterrey:


Uno que habla de…

Share

MaloRegularBuenoMuy buenoExcelente (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
ARTÍCULOS RELACIONADOS
KEEP IN TOUCH
SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER