27 | abr | 2012
| Fotografía por: Jackie TL
ETIQUETAS
Los niños y la ciudad

Los niños son parte vital de la ciudad, son impactados por los espacios de la ciudad que la mayoría del tiempo los ignoran y confinan a los parques o plazas, otras tantas veces escasos o mal diseñados. La ciudad afecta la conducta y viceversa, la percepción que el niño tiene de ésta es de suma importancia para su desarrollo. Una ciudad amable para el peatón, por mencionar sólo un aspecto, fomenta la empatía, el orden y el respeto por el otro, y la ausencia de esto impacta a la inversa, es decir con antivalores.

Mucho se ha hablado de la falta de sincronía entre las necesidades y usos reales de la ciudad de los ciudadanos de a pie, principalmente, y el trabajo que realizan las autoridades y profesionales en el diseño del mobiliario urbano. Los niños sencillamente son ignorados la mayoría del tiempo, y como ejemplo pensemos en la altura y disposición de la infraestructura urbana, como sanitarios, lavabos, teléfonos públicos, bebederos, bancas, puertas de acceso, entre muchos otros.

No obstante a lo amable u hostil que nuestra ciudad pueda ser, hay que vivirla para poderla hacer a nuestro modo o mejor aún a nuestras aspiraciones de ciudad inclusiva. Hay que sacar a los niños de las casas y del ciberespacio y fomentarles el vivir la vida de manera real y no a través de la televisión, computadoras y los metros cuadrados de casa aclimatada o fraccionamiento amurallado.

Sabemos que la oferta y la demanda van de la mano, por lo que vivir la ciudad y demandar los espacios que requerimos es imperante para que se nos oferte la ciudad que necesitamos y deseamos. Y, el esperar a que nuestros niños sean jóvenes o adultos para hacer lo propio es muy tarde, ellos merecen vivir a su tiempo de niños la ciudad para que al crecer tengan la sensibilidad, conocimiento y compromisos necesarios como ciudadanos corresponsables de su ciudad. No nos engañemos y pensemos que un centro comercial hace la función de vivir y experimentar la ciudad y la vida, por más temático que resulte.

La ciudad de los niños se vive en familia. No sólo Orlando o San Antonio, sino nuestra propia ciudad de Monterrey y su zona Metropolitana. Para comenzar salgan a su parque más cercano, caminen, paseen a la mascota, realicen un picnic, jueguen con un freesbe o con una pelota, tomen un libro y léanlo en familia, practiquen la fotografía, contemplen y reconozcan la flora y fauna de dicho espacio y de paso saluden a los vecinos. Fomenten en sus niños la relación de comunidad. No es necesario ir en coche, se vale caminar o usar bicicleta, la experiencia puede comenzar desde el umbral de su casa. Si hay curiosidad por conocer el parque de la colonia vecina, adelante los espacios públicos precisamente eso son: públicos.

Otras opciones son los museos, como: Marco, Museo Metropolitano de Monterrey, Museo de Historia de México, Museo del Noreste o Museo del Palacio. Todos estos en el área de la Macroplaza, en el corazón de Monterrey. Hay la oportunidad de caminar, conocer la cultura urbana, localizar a las sedes políticas de la ciudad y del estado. Dar un recorrido por Morelos y atestiguar verdaderos tesoros de la arquitectura local. Dichos museos tienen recorridos especiales para niños a los cuales acompañan con actividades que resultan muy atractivas, educativas y divertidas para ellos.

Otra opción es el Parque Fundidora, en que se puede correr, jugar, andar en bici o patines, entre muchas otras actividades. En su interior se encuentran el Museo de Acero y el Centro de las Artes, otros dos centros culturales con actividades familiares. En San Pedro están el Museo El Centenario y el Planetario Alfa, con una agenda igual de atractiva.

Opciones hay muchas otras más, este artículo no pretende ser una guía, sino una invitación a salir en familia, a brindarles a los niños su derecho a vivir la ciudad y conocer su entorno. De fomentar en ellos la ciudadanía, es decir el sentido de pertenencia y compromiso con el espacio al que habitan. La verdadera ciudad y los valores de sus habitantes se experimentan entre los edificios, casas, centros comerciales, escuelas, parques, museos, etcétera.

Share

MaloRegularBuenoMuy buenoExcelente (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
ARTÍCULOS RELACIONADOS
KEEP IN TOUCH
SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER