20 | mar | 2012
| Fotografía por: R. Díaz, 1899
ETIQUETAS
El paternalismo regiomontano

En los años veinte, las empresas pilares de Monterrey, como Cervecería Cuauhtémoc, Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey o Vidriera Monterrey, destacaron en el país por las prestaciones no salariales que otorgaban a sus trabajadores, incluso son consideradas las pioneras del paternalismo en México. Las razones, según Michael Snodgrass, eran: retener a los trabajadores, promover la lealtad y evitar la intrusión del Gobierno y los sindicatos; pero no sólo eso, sino la genuina preocupación por el bienestar de sus empleados, en el contexto de la Revolución Mexicana.


Sin embargo, la igualdad de género aún era tema pendiente. Eran empleadas principalmente como vendedoras o sirvientas, las oportunidades en la manufactura eran pocas. Durante los veinte, la fuerza laboral femenina tan sólo representaba trece por ciento. Cervecería Cuauhtémoc fue la que más abrió sus puertas al género femenino, con trabajos arduos pero con salarios competentes en comparación a otras empresas que les pagan por debajo del promedio.


A casi un siglo, hay mucho que podemos debatir sobre las relaciones obrero-patronales, en particular con el género femenino.

Share

MaloRegularBuenoMuy buenoExcelente (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
ARTÍCULOS RELACIONADOS
KEEP IN TOUCH
SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER