28 | ene | 2012
Nota por: Indira Sánchez Tapia
| Fotografía por: Indira Sánchez Tapia
ETIQUETAS
El acontecer artístico mundial

Una visita a las Bienales de Venecia y Estambul nos permite una aproximación a la síntesis del acontecer artístico mundial; pues, no cabe duda que el arte contemporáneo ha logrado algo inesperado: invadir la totalidad de nuestra experiencia. Ha conseguido construir el reflejo de nuestra vida, abarcando todos los aspectos de nuestra existencia, positivos y negativos, públicos o privados.


Bienal de Venecia: ILLUMInazioni
El pasado 2011 se celebró una de las bienales más importantes y antiguas del mundo: la Bienal de Venecia, que después de 116 años de existencia llegó a su 54 edición, bajo la dirección de la curadora de origen Suizo Bice Curiger. Con el nombre de ILLUMInazioni, el tema se inspiró en la era de la Ilustración, en el concepto de naciones, así como en la idea de la iluminación que acompaña al acto creativo del artista y de la percepción del arte por parte del espectador como “una experiencia única, personal, resplandeciente y luminosa”. En esta muestra, dedicada al arte contemporáneo, la gran sorpresa fue la inclusión de tres piezas de Tintoreto, entre ellas “La última cena” (1594); que, después de 420 años de habitar la iglesia veneciana de San Giorgio Maggiore, se trasladó al gran salón del Palazzo delle Exposizioni durante los 6 meses de la Bienal. La presencia de Tintorero en la exposición nos muestra que la clave de la modernidad, en la que se inserta, reside en el uso que hace de la luz, caracterizando a los personajes que figuran en su obra, cómo en el factor verdaderamente abstracto que por otro lado logra.


La Biennale is like a wind machine
Como una máquina de viento, Paolo Baratta, presidente de la Fundación de la Bienal, describe a este gran evento, que cada dos años se lleva acabo como una gran fiesta en donde las voces del mundo del arte se reúnen y nos hablan a través de sus artistas y del trabajo de los curadores.


No cabe duda que aquí el arte es un intento de mostrarse como una actividad en constante evolución. Participaron 89 países, haciéndose presentes en los pabellones del Giardini, el Arsenale y diversos puntos de la ciudad de Venecia.
Artistas como Cindy Sherman (Estados Unidos), Sigmar Polke (Alemania), Mauricio Cattelan (Italia), Urs Fischer y Pipilotti Rist (Suiza), Gabriel Kuri (México), Mónica Sosnowska (Polonia), James Turrell (Estados Unidos), por mencionar tan sólo algunos.


La obra “Reloj” del artista Christian Marcaly se llevó el Premio León de Oro, con un admirable video con duración de 24 horas, conformado por un collage de imágenes de todo tipo de relojes, de bolsillo, pared, espacios públicos, presentes en diversas películas de todos los tiempos y países; fragmentos perfectamente sincronizados a un horario en tiempo real. El público cautivado por la exactitud de la pieza y el extraordinario proceso de edición, destinaba largas horas en la sala cuya museografía simulaba la de un cine.


Cabe mencionar que la participación de artistas latinoamericanos superó a todas las ediciones anteriores. Melanie Smith fue la artista invitada para representar a México, su obra presentada en el Palazzo Rota Ivancich, palacio abandonado perdido entre las laberínticas calles de Venecia, en donde la artista plástica de origen inglés presentó una exposición bajo el nombre de “Cuadrado rojo, imposible rosa”. Una serie de videos y objetos recolectados, así como fotografía que en conjunto nos invita a reflexionar en torno a la idea del marco como límite estético y político de la representación en el arte.


Christian Boltanksi, en el pabellón de Francia, presentó una impresionante pieza llamada “La rueda de la fortuna”. Instalación en donde una cinta móvil fluía presentando múltiples rostros de bebes publicados en un periódico checo en la sección de recién nacidos. El visitante podía oprimir un botón que al azar proyectaba la imagen de uno de los retratos, haciendo referencia a su nacimiento. En una sala contigua, un reloj digital de 6 dígitos actualizaba cada segundo el número de muertes diarias en el mundo. La obra presentada se encuentra al centro de su propia reflexión sobre las leyes del azar y el destino: azar al nacer frente al azar de la muerte.


“Untitled” Bienal de Estambul 2011
No al azar entre Europa y Asia, entre Oriente y Occidente, la bienal de Estambul se ha convertido en un lugar de diálogo transcultural. Llevando por nombre Untitled, en esta edición se buscó la exploración entre el arte y la política enfocada en el trabajo del artista cubano-americano Félix González-Torres (1957-1996), de quien se toma el título del evento, ya que González-Torres nombraba a la mayoría de sus trabajos “Sin título”. Jens Hoffmann & Adriano Pedrosa, curadores de la muestra, comentan en torno al título que siempre el sentido del arte en el tiempo y el espacio cambia y en el espíritu de Félix González-Torres, quien genuinamente deseaba cambiar y mejorar el mundo a través del arte, ya que este puede ser un detonador, una catalizador para el cambio. En esta gran muestra los visitantes, los espectadores son invitados a convertirse en lectores activos.


Los años en que González-Torres creó y produjo su obra, a mediados de la década de los ochenta y principios de los noventa, eran tiempos en que el reclamo de los derechos civiles y, en específico, las manifestaciones contra la discriminación de los homosexuales y la lucha contra el Sida, estaban en plena efervescencia. Si bien, en los tiempos que corren, muchos de esos reclamos ya han encontrado solución -o al menos se han acomodado. El motor que lleva a los ciudadanos de ayer y hoy a salir a las calles sigue siendo el mismo: hacer del mundo un lugar mejor.


Untitled estuvo comprendida por cinco exposiciones colectivas rodeadas por 55 exposiciones individuales tanto de artistas emergentes como de otros más establecidos. Reunidas bajo un tema en particular, e inspiradas cada una en una obra de González-Torres -Untitled (Passport), Untitled (Ross), Untitled (Death by Gun), Untitled (Abstraction) y Untitled (History)-, que funcionan como un todo. Cabe mencionar que en esta Bienal no se presentaron obras de González-Torres, donde el título de la exposición y sus temas se basaron en su trabajo, y la identidad visual de las exposiciones se inspira en su estética minimalista. La filosofía de esta Bienal es situar las inquietudes y pensamientos de los artistas, sus miradas y acciones específicas respecto a lo político, lo social y lo personal; tomando como punto de partida el activismo comprometido de la obra de este artista cubano-estadounidense. La presencia mexicana en esta bienal estuvo conformada por el artista de la instalación Abraham Cruzvillegas, quien cubrió los muros de una sala con posters y afiches, que mostraban los movimientos políticos sucedidos en nuestro país, desde los manifestantes de Atenco hasta el movimiento Zapatista.


2012: X Bienal Monterrey FEMSA.
Este año celebramos el vigésimo aniversario de la Bienal FEMSA, misma que se presentará en el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey (MARCO).
A partir del mes de junio podremos observar el quehacer artístico de México y Latinoamérica, tendremos oportunidad de revisar y reflexionar sobre cada uno de los artistas que han sido seleccionados y premiados bajo diversos criterios de selección, de estas nueve ediciones realizadas en donde hasta ahora se ha contado con la participación de 7 201 artistas y 17 093 obras registradas.

Share

MaloRegularBuenoMuy buenoExcelente (105 votos, promedio: 4,64 de 5)
ARTÍCULOS RELACIONADOS
KEEP IN TOUCH
SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER