29 | nov | 2011
Nota por: Pepe Compean
| Imágen por: Vía Cordillera
ETIQUETAS
Premio para el paisaje del proyecto Cordillera

El pasado día 11 de noviembre del presente año, el jurado calificador de la Segunda Bienal Mexicana de Arquitectura del Paisaje, integrado por los arquitectos y urbanistas Fabiola Pastor Gómez, Francisco Javier Luna Ugarte, Desiree Martínez Uriarte, Eduardo Basurto Salazar, José Luis Pérez Maldonado y Laura Alonso Lutteroth reconocieron por unanimidad la excelencia del proyecto Cordillera de Delta Desarrollos en la categoría Residencias y Conjuntos Habitacionales.


Para otorgarle dicha distinción, el jurado examinó de manera exhaustiva varios aspectos que se debían cumplir, como lo fueron la propuesta conceptual del proyecto, su propuesta paisajística, sus características de sustentabilidad, así como estética y funcionalidad.


Dicha propuesta fue desarrollada por el buró de arquitectura Prohabitat Naturaleza Urbana, encabezado por el arquitecto regiomontano Diego González Alanís, que ya había sido distinguido anteriormente con un reconocimiento similar en la Bienal pasada.


En las propias palabras de Diego González, el diseño destaca por su aprovechamiento y respeto de las aguas pluviales, aspecto que es poco observado en los desarrollos tradicionales, pero que cada vez más su manejo inteligente se acerca a niveles más estrictos de exigencia.


En el caso de Cordillera, el diseño no alteró el curso de las cañadas o escurrimientos existentes, ni usó muros de contención o revestimientos de concreto para evitar consecuencias funestas presentes en desarrollos menos afortunados, como lo son deslaves, erosión de la capa superior de tierra fértil, aumento en la velocidad de los caudales en tiempo de precipitación y la pérdida de humedad en la superficie, para detrimento de la vegetación existente y de la convivencia de los moradores y su medio ambiente.


Otro aspecto fundamental que hace muy destacable el proyecto galardonado es el empleo de vegetación nativa para armonizar las áreas verdes del proyecto. Los diseñadores encabezados por Diego se arriesgaron al proponer un diseño del paisaje poco común y que generalmente no se piensa como “elegante”, pero cuya disposición equilibrada y armónica logró un resultado ganador, al incluir cactáceas, pastos y árboles con poca exigencia de agua y mantenimiento, así como un diseño de represas para almacenar y aprovechar los escurrimientos naturales de la sierra y aplicarlos al riego.


El sello característico de la colaboración entre Delta Desarrollos y Prohabitat va formando una nueva forma de lograr conjuntos residenciales con un diseño adaptable y responsable hacia el medio ambiente, así como una calidad estética innegable.


Felicidades a los desarrolladores por tan importante logro.

Share

MaloRegularBuenoMuy buenoExcelente (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
ARTÍCULOS RELACIONADOS
KEEP IN TOUCH
SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER