20 | nov | 2011
| Fotografía por: Neil Wykes
ETIQUETAS
Para “no olvidar”

Desde que comencé mi investigación para este artículo, enfocada en las ciudades patrimonio de México, me intrigó la manera en la que un recinto, una reserva natural o una ciudad llegan a ser considerados como “Patrimonio de la Humanidad”. En esta búsqueda me encontré con un organismo cubano llamado Oficina del Historiador de la Ciudad de la Habana (OHCH) que depende de la Dirección de Patrimonio Cultural, de donde se han basado muchas leyes para la protección de centros históricos en otros países. Lo más importante que noté es que en su sitio de Internet aparece la frase “para no olvidar”. Entonces pensé ¿qué es lo que permite que no olvidemos nuestras raíces, nuestra cultura, nuestra forma de vivir una ciudad?.



El tiempo, pasando a través de los distintos recintos de nuestro espacio, es el que no nos permite olvidar lo sucedido, llegamos a entender esa historia que han forjado nuestros antepasados. Por lo tanto, para considerarse Patrimonio de la Humanidad según la OHCH, “… el bien es tan significativo en cuanto a la manera que expresa el desarrollo de una cultura o de un pueblo, que pertenece a todos”.



Cuando escuchamos “patrimonio de la humanidad” probablemente nos quede claro que estamos en presencia de algo importante para todos, pero en realidad ¿qué significa?, ¿porqué se creó este concepto?, ¿cuántas construcciones hay en México patrimonio de la humanidad?. Patrimonio Mundial (coloquialmente dicho Patrimonio de la Humanidad), según la UNESCO, “significa monumentos, grupos de edificios y sitios que tienen valor histórico, estético, arqueológico, científico, etnológico o antropológico”.



Desde 1972 fue instituido este término por la Convención para la Cooperación Internacional en la Protección de la Herencia Cultural y Natural de la Humanidad. Al año 2011, el catálogo consta de un total de 936 sitios, de los cuales 725 son culturales, 183 naturales y 28 mixtos, distribuidos en 153 países.



Es importante entender que dentro de una cultura tan rica como la nuestra estamos pisando historia en los lugares que visitamos. La historia escrita por el tiempo en cada construcción y espacio urbano es testimonio de nuestra identidad cultural. Hasta la fecha, en México las 31 zonas que son Patrimonio de la Humanidad son:
• Centro histórico de la Ciudad de México y Xochimilco.
• Centro histórico de Oaxaca y el sitio arqueológico de Monte Albán.
• Centro histórico de Puebla
• Ciudad prehispánica y parque nacional de Palenque
• Ciudad prehispánica de Teotihuacán.
• Sian Ka’an
• Centro histórico de Guanajuato y las minas adyacentes
• Ciudad prehispánica de Chichen Itzá
• Centro histórico de Morelia
• El Tajin, ciudad prehispánica
• Centro histórico de Zacatecas
• Pinturas Rupestres de la Sierra de San Francisco
• Santuario de Ballenas de El Vizcaíno
• Monasterios de principios del siglo 16 en las laderas del Popocatepetl
• Zona de Monumentos Históricos de Querétaro
• Ciudad Prehispánica de Uxmal
• Hospicio Cabañas, Guadalajara
• Zona arqueológica de Paquimé, Casas Grandes
• Monumentos históricos de la zona de Tlacotalpan
• Zona monumental arqueológica de Xochicalco
• Ciudad histórica fortificada de Campeche
• Antigua ciudad maya de Calakmul, Campeche
• Misiones franciscanas de la Sierra Gorda de Querétaro
• Casa y estudio Luis Barragán
• Islas y áreas protegidas del Golfo de California
• Paisaje Agavero y las Antiguas Instalaciones Industriales de Tequila
• Campus de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
• Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca
• Protección de la ciudad de San Miguel y el Santuario de Jesús Nazareno de Atotonilco
• Camino Real de Tierra Adentro
• Cuevas Prehistóricas de Yagul y Mitla en los Valles Centrales de Oaxaca


Estas zonas están protegidas por la Asociación Nacional de Ciudades Mexicanas Patrimonio Mundial (ANCMPM) que se encarga de impulsar diferentes proyectos correspondientes para cada ciudad, como:
• Señalización en los centros históricos
• Emplacamiento de monumentos
• Iluminación de inmuebles
• Mejoramiento de imagen urbana
• Elaboración de materiales.
• Participación en ferias de turismo nacionales e internacionales
• Revista CIUTAT
• Feria de ciudades mexicanas patrimonio mundial



Bolfi Cottom, investigador del INAH, comenta sobre el centro histórico de la Ciudad de México: “mucho más allá de sus calles, sus edificios, sus plazas, su trazo, expresa el proceso histórico por el que ha transitado esta nación. Cuando se trata de preservar un monumento, no es el bien por el bien, es la expresión histórica y la expresión simbólica que está detrás”.

Para no olvidar, debemos tener bien presente de dónde venimos, por qué motivos han luchado nuestros antecesores, qué es lo que está escrito en nuestras ruinas y en nuestra sangre. Sólo así, sabremos que “no olvidar” nuestra identidad, nos impulsa y enorgullece.


“Y ahora, cuando se han agotado las palabras y queda escrito un testimonio de cuanto pudimos hacer hasta hoy, démoslo a las futuras generaciones y, muy particularmente, a la niñez y a la juventud cubanas. Que estas piedras reunidas sean su orgullo y que otros continúen nuestra labor, tal y como hicimos un día con ilusión y alegría. Que sea como la llama que oscila y no se apaga, como la poesía que la alimenta y sostiene”. Eusebio Leal

Share

MaloRegularBuenoMuy buenoExcelente (Sé el primero en votar)
ARTÍCULOS RELACIONADOS
KEEP IN TOUCH
SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER