30 | nov | 2011
Nota por: Oswaldo Zurita
| Fotografía por: mejorenbici
ETIQUETAS
4to Congreso Nacional de Ciclismo Urbano

El pasado 11 de noviembre de este año, fecha representada con el 11/11/11, se volcaron los ánimos de la población para determinar si darle o no importancia a una fecha que sólo cada cien años se repite –en su representación numérica. Mientras algunos optaban por asumirla como una simpleza del calendario, otros preferían darle un valor más trascendental, como si algún suceso significativo se llevara a cabo cuando los unos se alinean –y más aún a las 11 horas con 11 minutos de la mañana. Finalmente, para la gran mayoría que participaba en esta discusión –principalmente en las redes sociales– nada trascendente sucedió; no así para los muy afortunados que asistimos al 4to. Congreso Nacional de Ciclismo Urbano, evento que comenzó casi a las 11:11 a.m. de la mencionada fecha y que en definitiva, se convirtió en un suceso sustancial para los habitantes del área metropolitana de Monterrey.


La sede del Congreso fue el Centro de las Artes, específicamente el edificio de la Pinacoteca, dentro del Parque Fundidora, escenario que se integró perfectamente a la esencia del evento, pues es un núcleo de la actividad urbana comunitaria, tema que se trató en varias de las conferencias y mesas de discusión. La misma agenda del congreso parecía diseñada para que la sociedad civil se uniera, ya que gran parte de los eventos se dieron en sábado y domingo.


La edición anterior más reciente del Congreso se dio en Puebla el año pasado, donde los organizadores (Bicired –red nacional de ciclismo urbano) dieron el visto bueno para que la versión 2011 se llevara a cabo en Monterrey, en gran parte por el constante empeño y empuje del colectivo Pueblo Bicicletero, asociación civil de Nuevo León que promueve seriamente el uso de la bicicleta como alternativa de transporte urbano y para ello demanda la consolidación de políticas públicas que hagan esto una realidad. Pueblo Bicicletero ha logrado en un par de años revivir el papel de la bicicleta como un medio de transporte sustentable, más allegado a un urbanismo compacto con mejor calidad de vida y accesibilidad, a través de sus recorridos dominicales por diversas calles y avenidas del área metropolitana, en los que poco a poco la bici y el peatón recuperan el espacio público, ahora entregado a los automóviles.


El contenido del Congreso logró fortalecer la propuesta de Pueblo Bicicletero y todos los organismos y colectivos a nivel nacional que buscan desmitificar las bondades del automóvil y encontrar formas de movilidad y accesibilidad urbana más equitativas para la población y más sustentables. Actualmente en México casi 25% de los viajes urbanos se realizan en automóvil y el 75% restante se da en transporte público, a pie o en vehículos no motorizados, mientras que el espacio público se destina principalmente a los vehículos motorizados privados (las calles son espacio público antes que vías de circulación). En el caso de Monterrey 52% de la población se mueve en el 0.3% del parque vehicular, sin embargo, la gran mayoría de la obra vial se construye para la movilidad del automóvil.


A lo largo de los tres días hubo conferencias de personalidades, colectivos e instituciones nacionales e internacionales, del sector académico, gubernamental y civil, así como mesas de discusión en donde fue posible compartir experiencias adquiridas en diversas ciudades del mundo, como aprendizaje para aplicaciones locales. A pesar de que el Congreso se centraba en el tema de ciclismo urbano, escuchando a Lake Sagaris de Canadá, quien presentó un proyecto realizado en Chile, se hace evidente la relación que la bicicleta como medio de transporte -y no simplemente como vehículo recreativo- tiene con otros aspectos de la vida en ciudad, tales como la oportunidad de hacer comunidad, el mejor aprovechamiento del espacio público, la accesibilidad, la seguridad y la armonía. O como el proyecto de Mike Lydon, The Street Plans Collaborative, en el que el eje fundamental es la planeación urbana táctica, es decir, bien pensada para obtener resultados específicos, en este caso la integración de las comunidades en los espacios públicos.


Por su parte el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP), por sus siglas en inglés), entre otras cosas, presentó su campaña 5%. Iniciativa para que el Gobierno Federal asigne del Presupuesto de Egresos del 2012 al menos 5% del presupuesto de transporte para fomentar el uso de la bicicleta entre los ciudadanos. Y a su vez, el Gobierno Estatal en su Presupuesto Estatal de Egresos del 2012, designe una cantidad igual del presupuesto de transporte a la misma tarea de fomentar del uso de la bicicleta.


Gabriel Tarriba, del Instituto Mexicano para la Competitividad, demostró con datos económicos cómo la mala movilidad de una ciudad se refleja en su competitividad a nivel nacional e internacional. Hizo hincapié en las horas hombre perdidas diariamente en las ciudades con preferencia a los automóviles de uso privado, situación que demerita el desempeño laboral y la calidad de vida de los habitantes. En su exposición criticó el excesivo gasto del Gobierno mexicano para subsidiar la gasolina, manteniéndola entre las más baratas del mundo, y a su vez incentivando el uso excesivo del automóvil y limitando la inversión en infraestructura para otros medios de transporte más sustentables.


La postura general de los conferenciantes e invitados a las mesas redondas es la de cambiar el paradigma del automóvil como solucionador de problemas de movilidad y objeto aspiracional y de estatus, pues coinciden en que es insostenible la tendencia actual en las ciudades mexicanas. Y es simple de entender su tesis si observamos la tasa anual de motorización en México ubicada en un 9.6%, comparada con la demográfica de 1.26% (CTS México, 2009 y CONAPO, 2006) y el hecho de que más del 70% de la población nacional vive en ciudades, con lo que se concluye que no hay estrategia de inversión de infraestructura vial para vehículos de uso privado que pueda desarrollarse a la par de la expansión del parque vehicular.


Carolina Samporano, de la asociación neoyorquina Transportation Alternatives, dedicada a promover el uso de la bicicleta e impulsar políticas públicas que lo faciliten y lo hagan más seguro, y que cuenta con más de 8,500 miembros, expuso los beneficios que ciertas zonas de la ciudad han obtenido al ganar espacio al auto. Expresó que la fuerza de su organización y el impacto que han logrado sobre la ciudad se han detonado en los últimos años debido a que la actual administración de Nueva York apoya fuertemente el uso de medios de transporte más equitativos y accesibles. Este ejemplo dejó claro que el éxito que las organizaciones dentro de la Bicired puedan tener en sus ciudades dependerá en gran parte del nivel de involucramiento de las autoridades y de que éstas estén convencidas de que nuestras urbes deben de cambiar ya su módelo urbano obsoleto.


En ese sentido, se presentaron durante el Congreso dos proyectos locales que fomentan estos temas. Uno es el ya exitoso San Pedro de Pinta -en el municipio del mismo nombre-, evento dominical en el que se cierra a la circulación motorizada la Calzada del Valle y ésta se convierte en un paseo más incluyente donde la ciudad se vive en una frecuencia más humana. Y el otro es la Ecovía, actualmente en construcción, y presentado por la Secretaría de Desarrollo Sustentable de Nuevo León. Este proyecto integra, a lo largo de 31 kms, un sistema de transporte BRT (Bus Rapid Transit), banquetas de buena calidad y con accesibilidad universal, ciclovías, cambios de uso de suelo y mobiliario urbano, con el objetivo de dar mayor accesibilidad a la población, y no sólo movilidad.


Finalmente, la clausura del Congreso fue una pedaleada, obviamente, donde participó una gran parte de los asistentes. El recuento final del 4to Congreso de nacional de ciclismo urbano es positivo, ya que fue un evento bien organizado y con muy destacadas participaciones, aunque careció de un público más nutrido, y con mayor presencia de los tomadores de decisiones de los municipios del área metropolitana. Esperemos que se pongan las pilas para los proyectos que seguramente les serán propuestos ahora que el tema toma mayor relevancia.


El próximo año el Congreso se llevará a cabo en la ciudad de Oaxaca, y le auguramos una gran convocatoria y éxito.

Share

MaloRegularBuenoMuy buenoExcelente (4 votos, promedio: 4,75 de 5)
ARTÍCULOS RELACIONADOS
KEEP IN TOUCH
SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER