06 | sep | 2011
| Fotografía por: Home
ETIQUETAS
HOME: Una metáfora de nuestras vidas

Un paisaje irreal, la tierra de nadie. Lo único que se percibe es el horizonte azul y el verde de los campos. El paisaje alberga una carretera vacía, que pasa desapercibida por la enormidad del campo. ¿Estará abandonada esta carretera?


En el mismo escenario, al lado de la carretera, una casa. En ésta una familia feliz, como raras veces se nos presenta en las películas. Una mamá elegante, un papá bueno y juguetón y tres bellos niños, desenfadados todos.


El campo, la casa, la carretera. Éstas son las coordenadas de la película Home, ¿dulce hogar?, de Ursula Meier (2008). El elemento que los une es la paz. Una paz engañosa.


De un día para otro, la carretera entra en obra. Los trabajadores penetran con pasos lentos, pero poderosos, el paraíso del campo. Se montan las vallas protectoras, se echa el asfalto negro y se pintan las líneas viales. Serán éstos los últimos instantes de tranquilidad. Temprano, en la mañana del día siguiente, empieza el tráfico. Cientos de coches ocupan la carretera, llevados por la prisa. La tranquilidad, el silencio y la privacidad desaparecen. Ahora es la casa la que pasa desapercibida entre el ruido invasivo y la alta velocidad.


Home es una reflexión sobre el valor del hogar, las bondades de la naturaleza y las consecuencias de la urbanización. Contiene mucho más que la historia lineal de una familia cuya vida cambia de manera abrupta. La película de Ursula Meier es una fábula sobre la ciudad y el campo, sobre la tensión entre el mundo urbano y el mundo rural. Es una reflexión que habla de la fragilidad de nuestro hábitat.


La familia busca salir adelante encontrando herramientas como el sentido del humor o la improvisación. Sin embargo, la carretera es más poderosa de lo que ellos pensaron. Se convierte en una gran barrera que los separa del exterior y de toda la vida que llevaban anteriormente.


Dulce hogar (Home) resalta la metáfora del territorio que nos pertenece: nuestra calle, nuestro barrio, nuestra ciudad, nuestro país, nuestro mundo. ¿Qué es lo que puede suceder para que nos tengamos que marchar? ¿Qué genera el abandono de los espacios y la migración forzada?


En palabras de su protagonista, Isabelle Huppert, Home es una película sobre la realidad de los tiempos que vivimos. Quizás, la parte más contundente es el final, cuando la familia, para recuperar su vida y privacidad, intenta encerrarse detrás de nuevos muros que construye. ¿Sobrevivirán si obstruyen su vida de esta manera? La respuesta es: No.


Será quizás ésta la metáfora más poderosa de Home, o más bien, la lección de la película. No podemos huir de los problemas actuales que vivimos (la agresión del tráfico en las ciudades, la polución, el ruido o las emisiones, entre otros). No vamos a poder escapar de la realidad externa aislándonos detrás de muros. Confinándonos en nuestras casas, calles, barrios o ciudades no es la solución. El encierro interno no resulta en protección. La solución está afuera, en tomar acción, aceptando la realidad y enfrentándose a ella.


La película Home puede ser vista en la página cuevana.tv con subtítulos en español. Una película ambiciosa que recomiendo ampliamente, no sólo por su poder metafórico, sino también por las grandes actuaciones de Isabelle Huppert y Olivier Gourmet, así como por la impecable fotografía y su maravilloso soundtrack en el que alternan Haydn, Nina Simone y los Young Gods.

Share

MaloRegularBuenoMuy buenoExcelente (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
KEEP IN TOUCH
SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER