21 | jun | 2011
| Fotografía por: hunxue-er
ETIQUETAS
El par vial

En días recientes dos gobiernos estatales, en extremos opuestos del país, han hecho anuncios que, si bien son bastante distintos, son comparables entre sí.


Por un lado, encabezados por el gobernador Rodrigo Medina, los neoloneses han inaugurado la segunda etapa en la rehabilitación del par vial Morones Prieto-Constitución, una obra principalmente enfocada a mejorar la circulación del área metropolitana luego de los daños registrados al paso del huracán Alex, en julio del año pasado. Además del par vial, están programados para iniciar este mismo mes otros trabajos en Churubusco, Gonzalitos, entre otros.


Por otro lado, el gobierno chiapaneco anunció la apertura de Santiago El Pinar, la segunda ciudad rural sustentable fundada de las seis actualmente programadas por el Instituto de población y ciudades rurales. El Instituto fue creado luego de los desbordamientos del río Grijalva en 2007, debido a que algunas localidades de la entidad fueron designadas como de alto riesgo y las familias que residían en ellas debían ser evacuadas de manera digna y planificada.


Chiapas tiene características geográficas y culturales muy específicas que resultaban en una población altamente dispersa en un territorio muy irregular: según datos del mismo Instituto, el 65 por ciento, de las casi veinte mil localidades censadas en 2005, contaban con cincuenta habitantes o menos. Esta dispersión se traducía en complicaciones para garantizar servicios, seguridad y todo tipo de infraestructura a los chiapanecos.


Aprovechando la coyuntura, se planificó lo que se conoce como CRS y como VRS, es decir ciudades y villas rurales sustentables, respectivamente. El programa cuenta con fondos estatales y federales, además del apoyo de los grandes grupos empresariales del país. La primera de ellas, bautizada como Nuevo Juan de Grijalva e inaugurada en 2009, alberga alrededor de cinco mil habitantes reubicados y se construyó de tal forma que se garantiza crecimiento alrededor de cinco componentes que se señalan en su portal de Internet: desarrollo urbano y vivienda, desarrollo social, desarrollo económico y productivo, desarrollo ambiental, y legalidad y buen gobierno.


Los habitantes recibieron una vivienda, un empleo o las herramientas necesarias para un nuevo oficio, instalaciones educativas, deportivas, de salud y religiosas, y cuentan con programas de apoyo como convenios con tiendas que adquieren los productos de sus huertos o de la planta procesadora de quesos, por ejemplo.


En ambos casos, fueron inundaciones las que dieron pie a las obras, pero las acciones emprendidas fueron muy distintas. En el primer caso, el enfoque es sólo de reconstrucción y dirigido a aliviar la circulación vehicular; en el segundo, el enfoque es de desarrollo integral y solución de problemas de fondo. Cuando pase la próxima temporada de huracanes, si el actual par vial sobrevive y el tráfico mejora, la presente administración recibirá reconocimiento a su labor, cabe preguntarse si realmente es el tipo de enfoque que queremos alentar en nuestros gobernantes.

Share

MaloRegularBuenoMuy buenoExcelente (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
ARTÍCULOS RELACIONADOS
KEEP IN TOUCH
SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER