Innegables son los beneficios de las plantas en general, y en particular de los árboles que por sus características potencializan su capacidad de captar dióxido de carbono y transformarlo en oxígeno. En el entorno urbano además nos proporcionan otros servicios como proyectar sombra y reducir la temperatura ambiente.


Qué sucede entonces en Monterrey y su área metropolitana, donde ahora en el paisaje escasean árboles y de los que hay abundan los afectados por las heladas de este año. En resumidas cuentas, existe un déficit de áreas verdes y estamos pagando las consecuencias. El primer problema de escasez se resuelve con campañas intensivas de plantación, no sólo por parte de las autoridades gubernamentales sino por los mismos ciudadanos. Y, el segundo problema, el de los árboles que mueren por los cambios extremos de temperatura, se resuelve pensando bien qué se debe plantar, en este caso priorizar siempre las especies nativas.


Así, el gusto por la naturaleza y la preocupación sobre el desconocimiento de nuestras especies, por parte de los ciudadanos en general, llevó al arquitecto Oswaldo Zurita Zaragoza a escribir un libro práctico sobre cuáles son nuestras plantas nativas y cómo las podemos identificar y darles un buen uso en el paisaje urbano. El libro, editado por el Fondo Editorial de Nuevo León, abre con la frase: La Guía de árboles y otras plantas nativas pretende despertar en la comunidad orgullo y satisfacción por la riqueza natural del noreste, especialmente por la gran diversidad de su fascinante mundo arbóreo.


El autor nos explica los beneficios de las especies nativas sobre las introducidas, como: mayor longevidad, resistencia a factores climáticos y plagas, proporcionan hogar y alimento a la fauna, entre otros.


La Guía es un texto práctico acompañado de cientos de fotografías para todos aquéllos que deseamos conocer las características físicas más importantes de las especies nativas, es de uso fácil y ameno.


En el catálogo, cada especie se indica con su nombre común y científico, acompañada de una paleta de colores que identifica los tonos de cada planta: tronco, hojas, semilla y flor. Además, a través de símbolos representativos, se indica de manera gráfica la cantidad de agua que requiere, el tipo de raíz y follaje, la velocidad con la que crece, a qué fauna atrae, el hábitat y tipo de suelo que necesita, así como el tiempo estimado de vida y lugar de origen. Y, una gran fotografía de cada ejemplar, todo esto sólo en la primera página, con un mínimo de texto, los gráficos hablan por sí solos.


En seguida, se describe de manera breve la especie y se proporcionan sus datos morfológicos y algunos datos curiosos, anecdotarios sobre la misma y recomendaciones para su uso en diversos espacios urbanos, como banquetas, parques, jardines, etcétera. Aparecen más imágenes a detalle de flores, hojas y fruto, así como una escala de la altura que puede llegar a alcanzar y su relación con una persona de altura promedio. El libro se divide en cinco secciones que hacen referencia a los árboles, arbustos y otras plantas, llamándose así: De gran talla, Medianos de sombra densa, Con especial atractivo, Arbustos y flores silvestres y Del desierto.


El primer tiraje de la Guía fue agotado debido a su éxito. La gente lo asumió como su libro de cabecera y consulta para conocer su propia flora, su riqueza y potencial paisajístico. Se está trabajando en una segunda edición, y por lo pronto quien lo desee puede consultarlo como libro electrónico bajo su título Guía de arboles y otras plantas nativas en la zona metropolitana de Monterrey .


Todos aquéllos que no alcanzaron su ejemplar estén al pendiente de la segunda edición y recuerden apoyar este tipo de iniciativas que reafirman nuestra identidad regional.

Share

MaloRegularBuenoMuy buenoExcelente (3 votos, promedio: 4,67 de 5)
ARTÍCULOS RELACIONADOS
KEEP IN TOUCH
SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER