El Parque Fundidora, que ahora disfrutamos como espacio recreativo y cultural,
resguarda restos de lo que no hace mucho fue un hito industrial. En mayo de este
año se cumplen veinticinco años del cierre de la Compañía Fundidora de Fierro y
Acero Monterrey, S.A., conocida como la Maestranza o simplemente Fundidora.
Ubicada en el corazón de Monterrey, el 9 de mayo de 1986 cerró sus puertas de
manera definitiva, después de haber funcionado durante 86 años como promotor del
desarrollo, no sólo de Monterrey sino de México. Dicha empresa fue una de las
piezas clave en la economía, con su amplia gama de productos, como: varilla,
perfiles, rieles de ferrocarriles y estructuras de acero, impulsó la industria
del país –incluso la extranjera– en diferentes rubros. Además fue vanguardista
en cuanto su política laboral. Sin duda, fue piedra angular en la conformación
de la identidad regiomontana.

Share

MaloRegularBuenoMuy buenoExcelente (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
ARTÍCULOS RELACIONADOS
KEEP IN TOUCH
SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER