22 | mar | 2011
| Fotografía por: Carmina Santos Bond
ETIQUETAS
Aire libre

El pulso de la ciudad se mide en su capacidad de expresión y los espacios que brinda para ello. Los festivales urbanos de música son una manifestación de experimentación cultural, de toma de distancia con el mundo cotidiano, de risas y de buen ambiente.

Los festivales son un reflejo de cómo se ha ido transformando el concepto de festividad urbana a través del devenir de la civilización humana. Si analizamos, más a fondo, la historia de las fiestas relacionadas con la música y la danza, nos damos cuenta que hace varios milenios ya existían: en el antiguo Egipto, en la antigua Grecia y en el Imperio Romano.

Los festivales urbanos de música, hoy en día, tienen dos aspectos que los diferencian de las demás festividades que tienen lugar en espacios cerrados (experimentales, étnicos, literarios o de teatro): están organizados al aire libre, y los asistentes pueden pasar un día entero, o varios días incluso, disfrutando de música en vivo.

Lo interesante de estos eventos urbanos es que normalmente acaban siendo más que un conjunto de representaciones musicales. En estos festivales se suelen realizar actividades alternativas relacionadas con las artes. Además, entre colores y artefactos, la gente acaba disfrutando del espacio de una forma muy especial: reposando sobre el piso, sea pasto o cualquier otro tipo, y disfrutándolo como si estuvieran gozando de un picnic, por ejemplo.

El más reciente festival urbano alternativo de Monterrey fue el Festival Nrmal. Esta segunda edición del evento tuvo lugar al aire libre, el 12 de marzo del 2011, en la explanada de la Alianza Francesa, Monterrey. Fue un nuevo episodio de música independiente, arte y diseño emergente con una visión particular.

En general, los festivales son celebraciones que reflejan la identidad de una comunidad. En este sentido, el Festival Nrmal habló sobre nuestra ciudad de forma positiva y diferente, presentándola como una plataforma abierta y sedienta de nuevas experiencias. Porque, a través de un festival urbano, es en realidad donde la ciudad ofrece a bandas y artistas emergentes un punto de encuentro con un público en búsqueda de nuevas propuestas. Este tipo de espectáculos están hechos a la medida para cualquier nostálgico de “aquellos” tiempos (no tan lejanos) y para los amantes de las bandas
independientes (huérfanas de espacio)

Un festival de música en la ciudad es la prueba que Monterrey sigue vivo. La gente deja el encierro y como oprimiendo el botón de pausa, se olvidan de los tiempos difíciles para poder deleitarse. En un festival urbano de éstos la gente permite que el día se convierta en noche. Se dejan llevar, quieren salir y están recuperando la ciudad.

Share

MaloRegularBuenoMuy buenoExcelente (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
ARTÍCULOS RELACIONADOS
KEEP IN TOUCH
SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER